SENDERO INHABILITADO TEMPORALMENTE
(agosto 2019)

En el sendero de Fuente Clara, a lo largo de 7,5 km de longitud tenemos la oportunidad de recorrer el Parque Natural Saja Besaya de forma sencilla y observar, a media ladera, la flora y la fauna del entorno.

Partimos del aparcamiento de Bárcena Mayor, donde debemos estacionar el vehículo ya que al pueblo sólo está permitido el acceso a residentes. Tomaremos el camino peatonal que nos lleva a la calle llamada “La Calleja”, que irá pasando por la parte alta del pueblo hasta la salida del pueblo, donde encontraremos un cartel que nos indica, en blanco y amarillo, la dirección del PR-S 113 “Ruta de los Puertos de Fuentes”. Esa es a la dirección que debemos seguir.

Poco a poco vamos adentrándonos en plena naturaleza, dejando atrás Bárcena Mayor y tomando como compañero y guía al río Argoza, afluente del Saja. A un kilómetro  aproximadamente nos encontramos el punto donde el río Lodar recoge las aguas del Queriendo y toma el nombre de río Argoza. Unos 100 metros antes de llegar al área recreativa Llano Castrillo o Braña Castrillo (antigua zona de acampada, hoy en día acondicionada con merenderos, fuentes, barbacoas y zona de juego para niños) encontramos un recinto de madera que permite mediante un pasillo estrecho o “manga” recoger al ganado para tareas de saneamiento, curas, etc. Justo enfrente se encuentra el cartel que nos indica el inicio del sendero de Fuente Clara.

Nos adentramos por este sendero, ascendiendo unos 135 m. durante 1,5 km. A nuestro paso iremos atravesando zona de robles, castaños y observando el bosque de ribera que queda a nuestros pies. Un poco más adelante pasaremos por un bosque de pinos hasta llegar a la parte más alta, a unos 712 metros, donde las vistas que nos ofrece el camino son espectaculares: el valle del río Lodar discurriendo en un paisaje tapizado de robles, hayas, castaños…

Comenzamos la bajada hacia la pista principal. Pasaremos un primer puente de madera que cruza un pequeño arroyo. Al finalizar la bajada atravesamos una escalera de madera que salva el cercado, para llegar a un bonito paraje conocido como la Poza Negra, donde tenemos la oportunidad de darnos un chapuzón y refrescarnos del camino. En ese punto encontraremos un segundo puente que salva el cauce del río Lodar y enlaza con la pista que sube hacia los Puertos de Fuentes y el Pozo de La Arbencia, girando a la derecha para regresar al área recreativa. De camino encontraremos alisos, fresnos, castaños, hayas, robles y avellanos.

Una vez llegamos al área Llano Castrillo podemos ver unos tejos a la izquierda del camino. El tejo es un tipo de conífera que fue el árbol sagrado de los celtas, símbolo de la eternidad por lo longevo de esta especie, que llega a alcanzar los 1500 años de vida. Otra particularidad de este árbol es su toxicidad: en su savia hay varias sustancias entre las que se encuentra la taxina. Esta sustancia es un alcaloide que puede causar la muerte en pocos minutos. Durante las Guerras Cántabras (29 aC a 19 aC) fue utilizado por los cántabros como forma de suicidio antes de ser apresados por los romanos. Casi todo el árbol tiene taxina excepto su fruto, una baya roja o arilo que si se quita la semilla que tiene dentro, se podría comer. Una curiosidad es su uso actual para la curación del cáncer. Hasta 14 tipos de cáncer distintos entre los que se encuentra el de ovarios, próstata o mama entre otros.

El regreso lo haremos continuando la misma pista que nos llevó a comenzar la ruta. A nuestro paso podemos contemplar la arquitectura de esta aldea montañesa declarada Conjunto Histórico Artístico realizando la visita autoguiada de Bárcena Mayor.

  • Tipo de ruta: Circular.
  • Distancia: 7,5 km.
  • Duración: 2 h 30 min.
  • Dificultad: Fácil.
  • Desnivel: 150 m.
  • Tipo de camino: Pista y sendero.
  • Agua potable: Sí, en Bárcena Mayor y en el área recreativa Llano Castrillo.
  • Época recomendada: Cualquier época.
  • Observaciones: