El  Parque  Natural  Saja-Besaya es  creado  por decreto  el  2  de mayo  de  1988  con la necesidad  de  preservar  sus innumerables  valores  naturales,  geomorfológicos,  botánicos,  faunísticos  y  paisajísticos,  y  tiene  una  estrecha vinculación con la Reserva Nacional del Saja, dentro de cuya superficie se ubica.

Situado  en  la  zona  centro-occidental  de  Cantabria,  es  el  parque  de  mayor  extensión  de  la Comunidad  Autónoma, ocupando una superficie de 24.500 ha. Está constituido casi en su totalidad por montes de utilidad pública, con masas de arbolado autóctono de gran interés y 568  ha. de propiedad privada. La superficie del parque ocupa zonas de seis municipios: Ruente, Cieza, Arenas de Iguña, Cabuérniga, Los Tojos y Campoo de Suso. [Descarga el mapa en PDF]

Para hacer compatible en el espacio la conservación de los recursos naturales, con las distintas actividades que se desarrollen en el Parque Natural, su territorio se clasifica en siete zonas:

  • Zona de Reserva: son lugares excepcionales que por su estado, fragilidad, singularidad o belleza deben ser conservados.  Ocupan  una  superficie  de  769  ha.  repartidas  en  dos  áreas:  “Cureñas-Canal  del  Infierno”  y “Monte quemado”.
  • Zona forestal: formada por todas las áreas arboladas y aquellas desarboladas que permitan y aconsejen la recuperación del bosque clímax. La superficie de esta zona asciende a 11.475 ha.
  • Zona de pastizal: áreas que por su localización, topografía, vegetación y uso tradicional, deben dedicarse al pastoreo. Abarca una superficie de 11.663 ha.
  • Zona de uso recreativo: áreas destinadas preferentemente al esparcimiento, acampada y picnic, facilitando el contacto del hombre con la naturaleza.
  • Zona privada de uso agropecuario: fincas de propiedad privada cuya superficie asciende a 568 ha.
  • Zona del Conjunto Histórico-Artístico de Bárcena Mayor: único núcleo urbano asentado dentro del parque, soberbio ejemplo de la arquitectura montañesa.
  • Zona de influencia: área cercana al perímetro del parque.
CLIMATOLOGÍA

Se  ubica  en  la  región  climática  atlántica,  definido por  el  clima  templado  húmedo  u  oceánico. Los principales rasgos de este clima son un régimen regular de lluvias, con una precipitación media anual de 1.500 mm. y una temperatura fresca y suave sin cambios bruscos estacionales, siendo la diferencia entre el invierno y el verano de unos 10 o 12 grados.

Sin embargo, existen algunas variantes climáticas debidas tanto a la orografía como a la altitud. Ejemplo de ello es la reducción que sufren las precipitaciones en las zonas bajas y en los montes del Besaya.

RELIEVE

Dentro de los límites del parque encontramos dos alineaciones montañosas y sus valles colindantes: en  primer lugar la  divisoria  de  aguas  de  los  ríos  SajaBesaya dispuesta  en  dirección  Sur-Norte  y  procedentes  de  la  Cordillera Cantábrica; en segundo lugar toda la vertiente septentrional de la Cordillera y que alberga las máximas  elevaciones del Parque Natural en su extremo suroccidental, Pico Iján (2.087 m.) y el Cueto del Cordel (2.040 m). A los pies de ellos se encuentran los pastizales de los puertos de Sejos.

La divisoria entre el Saja y el Besaya está formada por montañas de suaves formas redondeadas con altitudes no muy elevadas y que van ganando altura a medida que nos acercamos a la Cordillera en su límite Sur con Campoo. El eje de la Cordillera que limita el Sur del Parque incrementa la altitud a medida que lo recorremos en sentido Este-Oeste.

En cuanto a elementos geológicos podemos destacar los conglomerados de formas acastilladas y tonos rojizos de las formaciones denominadas los  “Molinucos del diablo”  (en la ruta Canal de Cureñas), uno de los puntos de interés más visitados del parque.

Los rasgos morfológicos mejor representados son los fluviales junto con restos de formaciones glaciares presentes al Sur de la Sierra del Cordel.

BOSQUE CADUCIFOLIO

La mayor fuente de atracción Saja-Besaya viene dado  por ser una de las mayores conjunciones de masas boscosas continuas de toda la cordillera cantábrica.

Una cuarta parte del parque está cubierta por especies como el haya y el roble. Cuenta con una superficie de robledal de  más de 6.000 ha. de tres tipos: el roble común (Quercus robur), el  más abundante, pero también encontramos rebollo (Quercus pyrenaica) y albar (Quercus petraea). Este tipo de bosque se caracteriza por la diversidad de su cortejo de árboles y arbustos asociados como castaños, fresnos, arces, avellanos, madreselvas,… y un variado y floral sustrato herbáceo.

A  medida  que  aumenta  la  altitud,  entre  los  700  y  1.500  m.,  aparece  en  escena  el  haya  (Fagus  sylvatica).  Bajo su manto son pocas las especies que son capaces de prosperar, pero cuenta con algunas de gran vistosidad como diente de perro, la anémona o especies de orquídeas.

A partir de los 1.300 m. de altitud el haya experimenta su declive, y los acebos (Ilex aquifolium) y abedules (Betula pendula) toman el relevo. Llega un momento que estas especies no pueden soportar los ataques del clima y nos encontramos con la landa atlántica, son los brezos y escajos las especies dominantes.

Dentro del parque podemos encontrar varias turberas, un ecosistema que constituye un tesoro natural a conservar, por su escasez y el alto valor de sus especies asociadas. Las turberas son zonas en las que la acumulación de agua y la extrema acidez del suelo hacen que pocas especies pueden subsistir en ellas.

GRAN PATRIMONIO ZOOLÓGICO

Entre los mamíferos destacan el ciervo o venado, el corzo, el zorro, el jabalí, la nutria, el lobo y esporádicamente el oso pardo. Entre los vertebrados autóctonos de los bosques de roble y haya, son habituales el lirón careto, el armiño y el gato montés.

El grupo de vertebrados mejor representado dentro del parque es, sin duda, el de las aves. Una relación de más de 120 especies, de las que un centenar son nidificantes. Cabe señalar la presencia de especies migratorias, como la becada; en los ambientes fluviales destaca la presencia de la garza real o el martín pescador. En los barrancos habita la mayor de  los  rapaces  nocturnos  ibéricos,  el  búho  real.  Se puede  observar  al  águila  real  en  las  zonas  altas  de  la  mitad meridional y al pito negro ocupando bosques maduros. Es frecuente también la presencia del buitre leonado y del halcón peregrino.

Entre los peces la trucha común es la especie dominante, aunque se cuenta también con una importante población de piscardos.

SERVICIOS

El  parque  cuenta  con  un  centro  de  visitantes,  Centro  de  Interpretación  del  Parque  Natural Saja-Besaya,  que pretende mostrar de modo sintético y ameno los valores ecológicos del territorio protegido y los rasgos de identidad cultural de las sociedades rurales de su entorno inmediato.

Dentro del parque existen seis áreas recreativas destinadas preferentemente al esparcimiento, acampada y picnic. Son las siguientes: “La casa del Monte” en Ucieda, “Llano Castrillo” en Bárcena Mayor, “Cambillas” en Saja, “Cieza” en Cieza, “El Prauco” y “El Vaho” en Los Llares.

Mirador “La Cardosa”, situado en la CA-280 dirección al puerto de Palombera, a 4 km del alto y a una altitud de 1000  m.  Desde  este  balcón,  con  el  monumento  del  corzo  como escolta,  las  vistas  del  Parque  Natural  son impresionantes, y es un buen lugar para escuchar la berrea de los venados a principios del otoño.

RUTAS EN EL PARQUE
CÓMO LLEGAR

–  Desde Cabezón de la Sal por la CA-180 o desde Mazcuerras por la CA-812 dirección Cabuérniga, llegamos al pueblo de Ucieda, una de las puertas de entrada al parque.

–  A través de la N-611 que une Reinosa con Torrelavega que sigue el curso del río Besaya, se puede acceder a las poblaciones de Villayuso y Los Llares. Ambas se encuentran en las inmediaciones del parque.

–  Desde  Reinosa,  primero  coger  la  CA-183  dirección  Espinilla,  allí  tomar  la  CA-280  dirección  Puerto  de Palombera, en los límites del parque.

La ubicación y las características de gran parte de los recursos y servicios incluídos dentro del límite del Parque Natural Saja-Besaya (rutas de senderismo, áreas recreativas, centro de interpretación, miradores, etc.) están disponibles en el VISOR CARTOGRÁFICO de la Mancomunidad.